Saltar al contenido

Cómo hacer dormir a un bebé

Si hay un bebé en casa, una preocupación constante es saber  cómo hacer dormir a un bebé toda la noche. Es probable que conozcas lo que es despertarse varias veces de la cama para poder atenderlos y consolarlos cuando están llorando.

CONSEJOS PARA HACER DORMIR A UN BEBÉ

Dormir Un Bebé1

En el caso de los bebés recién nacidos, las primeras semanas, no distinguen entre el día y la noche. Sin embargo, a medida que pasen los días, es recomendable que los bebés adquieran hábitos de sueño saludables y para ello, te damos los siguientes consejos:

  • Enseña a tu bebé a distinguir entre el día y la noche. Si mantienes las luces prendidas, la televisión sintonizando programas infantiles y demasiada actividad, el bebé asociará todo esto con estar despierto. Es importante que el bebé asocie que en la noche todo se oscurece y que esto implica acostarse, a fin que aprenda a dormir a sus horas.
  • Si tu bebé se despierta durante la noche, no enciendas las luces de su habitación. Busca tranquilizarlo de nuevo, sea dándole el pecho, paseándolo en su habitación, en un coche de bebé o en una mecedora, a fin pueda conciliar el sueño de nuevo.
  • Acuesta a tu bebé cuando esté somnoliento, no dormido.  A medida que acostumbres a tu bebé a estar en su cuna y conciliar el sueño, será mucho mejor para ti que pueda acostumbrarse a una rutina de sueño. Quédate con tu bebé mientras va conciliando el sueño. Podrías usar una mecedora, cantar una canción de cuna, amamantarlo, etc.
  • Intenta que el bebé pueda botar su “chanchito” después de ser amamantado. Muchos bebés se despiertan a medianoche porque sufren fuertes cólicos por el aire acumulado. No lo permitas.
  • Usa pañales que sean bastante absorbentes en la noche. A veces el uso de un pañal inadecuado, hace que el bebé se despierte incómodo al estar mojado. Si esto sucede el bebé se despertará y será difícil calmarlo durante varias horas. Lo ideal es que el bebé use pañales que lo mantengan varias horas seco para que duerma tranquilo.
  • Dale un baño suave y relajante al bebé antes de dormir. Puede llenar la bañera del bebé con agua tibia y manzanilla. Después, seca y abriga al bebé correctamente. Puedes aplicar aceite de bebé con pequeños masajes y pasearlo mientras canta una canción de cuna.
  • Si tu bebé tiene más de ocho meses, podrías intentar acostarlo con su juguete favorito para que le sirva de consuelo en caso se despierte. Es importante que esto sea en bebé más grandes porque un bebé muy pequeño puede asfixiarse. También esto se aplica en bebés con habilidades diferentes.
  • Evita alimentos copiosos antes de acostar al bebé, sobre todo a partir de la etapa de alimentación complementaria. Recuerda que cuando son bebés pequeños la lactancia materna es a “libre demanda”. Sin embargo, cuando comienzan a comer alimentos, evita que coma demasiado por la noche, dado que puede resultarle muy pesado  y ocasionarle malestar, que le impida dormir.
  • Hay pediatras que recomiendan una estrategia llamada “llanto controlado”. Esto implica que si siente que su bebé se despierta y comienza a llorar, espere unos minutos antes de subir porque en muchos casos, vuelven a quedarse dormidos. Vaya monitoreando al bebé y en caso sienta que esta técnica no se aplica a usted, consuele al bebé de inmediato.