Saltar al contenido

Cómo hacer mermeladas caseras en sencillos pasos


Preguntarse “cómo hacer mermeladas caseras” es algo bastante común, pero el problema es que muchas páginas dan información carente de detalles. Nuestro equipo ha decidido plantear un artículo sencillo de seguir para ayudarte a hacer una rica mermelada.

Si no lo sabias, este tipo de postres se llevan el protagonismo en la cocina dulce de muchas familias. Lo mejor, es que son fáciles de preparar y muy asequible a tu bolsillo, es decir… no gastarás una exageración y lo agradecerás más tarde.

Por supuesto, no podemos empezar sin antes darte un poco de cultura general. La mermelada nació en Italia y fue recorriendo a través de los años, países como Francia, Catalina de Medici, etc. Hoy en día no existe familia que desconozca el postre.

¡Ahora sí! Es momento de poner manos a la obra.

Cómo hacer ricas mermeladas caseras de forma rápida y sencilla

Mermeladas Caseras1

Ingredientes a utilizar:

  • 1 kg de Naranjas
  • 1 limón
  • 750 ml de agua tibia
  • 1 bol
  • 1,5 kg de azúcar

Hoy prepararemos una rica mermelada de naranja. Para ello, tendrás que utilizar un kilo de la fruta mencionada y un limón.

Debes picar o aplicar el corte en juliana en el limón y en la mitad de las naranjas que tienes ahora mismo. Después, tendrás que proceder a quitar las semillas. Todos estos elementos deberás introducirlos en una olla con medio litro de agua y recuerda… debe estar hirviendo.

Necesitarás diez minutos para permitir que la preparación termine por cocerse bien. Después, deberás escurrir deshaciéndote de toda el agua.

Vuelve a hacer el mismo procedimiento (agregar más agua y ponerlo a cocer durante más tiempo). Por cierto, es al gusto de cada persona, pero nosotros te recomendamos hacerlo durante 15 minutos.

Deja que sude y resérvalas para utilizarlas más tarde.

¡Es momento de usar el bol para hacer mermelada casera!

Con un bol pequeño y con intención de sacarle provecho al jugo de la fruta, deberás pelar todas y cada una de las naranjas (deshazte de la parte blanca) y corta todo en gajos.

Tienes que llenar ¾ litros de agua en una olla, ésta tendrá que llevarse a ebullición. Lo siguiente es agregar ½ kilo de azúcar junto a cada uno de los elementos o ingredientes que se han preparado: piel, pulpa y el juego que estuvo expuesto a fuego medio.

Cada cierto tiempo deberás remover y este procedimiento dura una hora y media exacta. De esa forma, habrás dado con una rica y exquisita mermelada casera dispuesta a rellenar frascos vacíos o, ¿por qué no? Un sandwich.

No te olvides que cada frasco deberá ser esterilizado usando parafina.

¿Y la mermelada de limón?

Es exactamente lo mismo que con la mermelada casera de naranja. La única variante es que, por tratarse de una fruta demasiado ácida, es necesario que su pulpa esté en un recipiente de vidrio unos tres días.

Recuerda que deben contener agua y tendrás que ir renovando el líquido (el tiempo lo decidirás tú). Para finalizar, escurrirás el limón y se agregará el mismo peso, pero, en azúcar. Procede a poner todo en una cacerola (nada de metal) y agrega dos tazas de agua y tres clavitos para darle un rico olor.

Déjalo hervir durante una hora entera y reposar por un día completo (24 horas). Repite el proceso durante dos días y así lograrás una rica mermelada.

Este tipo de mermeladas caseras llevará más tiempo de preparación, pero el resultado es igual de rico.