Saltar al contenido

Como hacer una exfoliación desde casa con poco presupuesto

La mayoría (por no decir todas) las personas,  quisiéramos mantener una piel hermosa,  que conserve su aspecto juvenil durante muchos años. Sin embargo, los costos de los tratamientos en spa o salones de belleza son muy altos, siendo pocas veces accesible a nuestro presupuesto.

El abuso de maquillaje, no usar cremas de limpieza, no usar protector solar o por la exposición al medio ambiente, influyen en que la piel se vea maltratada  y con un aspecto envejecido, prematuramente, En este tipo de situaciones, se hace necesario realizar una exfoliación.

Cómo hacer una exfoliación corporal fácilmente

Exfoliación en casa 1

La exfoliación es un método que permite remover las células muertas de la piel, mediante el uso de productos naturales o con tratamientos cosméticos.

Este tratamiento se debe aplicar en zonas que están propensas a la acumulación de células muertas o impurezas, como son el rostro, manos, codos, rodillas y talones de los pies.

La exfoliación no es un proceso que deba hacerse a diario. Al contrario, su abuso puede debilitar la piel. Es recomendable que se realice una vez a la semana.

Por ello, si quieres cuidar tu piel pero tienes poco presupuesto, no te preocupes. Hay muchas alternativas disponibles para tratamientos caseros sencillos y con poco dinero.

A continuación compartimos algunos tipos de exfoliaciones que puedes hacer desde casa.

  • Exfoliante de acondicionador de cabello con azúcar:

Una alternativa económica es comprar un frasco de acondicionador de cabello y mezclar un cuarto de tasa con azúcar granulada. Mezcla ambos productos y aplícalos en forma circular en la piel durante unos minutos,  durante la hora del baño. Enjuaga con agua tibia.

  • Exfoliante de azúcar con limón:

Comienza mezclando el jugo de dos limones con azúcar granulada en un plato plano. Esta mezcla  puedes aplicarla durante unos minutos tanto en el rostro, manos y en los codos.  Esta mascarilla, aparte de ayudarte a remover las células muertas de la piel, aclara la piel.

Un aspecto a tomar en cuenta es que no debes tomar el sol mientras aplicas esta mascarilla, dado que puede producirte manchas en la piel. Si piensas salir después de hacer la exfoliación con esta mezcla, aplica protector solar.

  • Exfoliante de avena:

Usa media tasa de avena y mézclala con agua tibia en una vasija. Aplica la mezcla sobre tu piel de forma circular. Aprovecha la hora del baño para enjugarte.

  • Exfoliante con café

Mezcla una cucharada de café en polvo con tu crema hidratante favorita y aplícala sobre tu rostro, mediante movimientos circulares. Deja esta pasta durante unos minutos en tu rostro y enjuaga con agua tibia.

Recomendaciones finales:

Después de realizar la exfoliación casera, tu piel estará limpia y apta para aplicar otro tipo de tratamientos, como puede ser cremas hidratantes, cremas nutritivas y humectantes.

Una vez termines de exfoliar tu piel, aplica protector solar para una mayor protección.

Utiliza agua tibia en lugar de agua caliente para bañarte o ducharte, y limita el tiempo empleado  para el baño, que debe durar entre 10 y 15 minutos al día.

Usa jabones suaves durante la hora del baño. Puedes usar  jabón de bebé o de glicerina.

Aplica una crema hidratante en la piel de todo el cuerpo,  inmediatamente después del baño.