Saltar al contenido

Cómo preparar jabón líquido fácil

En caso de que ya no aguantes más el gasto monetario que sufre tu bolsillo al comprar jabón líquido para tener en el tocador o en cualquier parte de la casa, entonces este artículo te va a ser de gran utilidad.

¡Debes leer bien lo que vamos a indicarte el día de hoy! Te brindaremos de una receta muy divertida y fácil de seguir con la que podrás preparar tu propio jabón líquido.

Tu familia ya no tendrá que preocuparse más en estos gastos, ahora todos no lo lamentarán al momento de limpiarse e hidratarse su piel. Aparte, gracias a que se ha creado a base de elementos naturales, estarás a salvo de cualquier componente que pudiese ser negativo para tu piel o tejido.

Por eso, no puedes perderte nada de este tema ya que hoy descubrirás cómo preparar jabón líquido en pocos pasos.

Cómo preparar jabón líquido en sencillos pasos

Jabón líquido

Materiales

Para que dispongas del jabón líquido preparado en casa, tendrás que buscar los ingredientes e implementos que te mostramos a continuación:

  • Alguna pastilla de jabón que poseas.
  • Agua desionizada o destilada.
  • Dos cucharadas pequeñas de glicerina líquida o, en su defecto, aceite de oliva.
  • Aceites aromatizantes.
  • Un recipiente.

Indicaciones

  1. Lo primero que deberás hacer es ir rallando la pastilla de jabón que has agarrado previamente.
  2. Toma el recipiente y utiliza algún rallador de cocina para emplearlo con el jabón.
  3. Es bueno que tu rallador sea delgado, de esa manera estará derretido y será mucho más fácil. En caso de que no lo tengas a mano, corta la pastilla en pequeños trocitos.
  4. Cuando termines, pon una olla a fuego lento y añade el agua desionizada o destilada. Para que logres calcular las medidas exactas, te aconsejamos utilizar una pequeña taza e ir agregando hasta 3 máximo de agua por cada jabón que ralles.
  5. Fusiona todos los elementos muy bien utilizando una cuchara o espátula, hasta que el jabón se disuelva completamente.
  6. Una vez terminado, deberás retirar la olla del fuego e ir añadiendo el jabón YA líquido junto a las dos cucharadas de glicerina.
  7. Tendrás que ir removimiento nuevamente cada uno de los elementos hasta conseguir una combinación totalmente homogénea. Con esto, tu jabón ya estará listo y podrás aplicarlo sin ningún inconveniente.

En caso de que no tengas glicerina, puedes reemplazarlo aplicando el aceite de oliva que más arriba te hemos recomendado.

Finalmente, si deseas darle un toque más personal a tu jabón, te recomendamos que utilices aceites aromatizantes. No importa cuál sea, puedes usar de coco, limón, naranja, etc.

Y si bien puedes usar lo que quieras, te recomendamos considerar antes el olor que ya tenía la pastilla de jabón. Para que todos los olores terminen por mezclarse apropiadamente, lo mejor es que uses pastillas de jabón sin algún olor en particular.

Permítele al jabón líquido que termine de enfriarse y ponlo en un envase idóneo para comenzar a darle uso periódico al jabón.

Si este artículo de cómo preparar jabón líquido casero te ha servido, puedes compartirlo a través de tus redes sociales. ¡Coméntanos si tienes algún tipo de duda!