Saltar al contenido

¿Cómo rezar el rosario?

Aunque al principio puede que nos cueste memorizar la forma en la que se debe rezar el rosario, cuando adquiramos el hábito de hacerlo de manera constante será bastante sencillo.

Explicaremos los pasos a seguir para rezar el rosario de la forma más apropiada.

Los misterios del rosario son: Gozosos, Luminosos, Dolorosos Y Gloriosos.

Los días lunes y sábado se meditan los misterios Gozosos. Los días martes y viernes los misterios Dolorosos. Los miércoles y domingo los misterios Gloriosos, y el día jueves solo se meditan los misterios Luminosos.

Cuando el rezo es aplicado a un difunto se sustituye El Gloria Al Padre con el rezo dale Señor El Descanso Eterno.

Modo de rezar el rosario de manera correcta

Rezar El Rosario1

Lo primero es nombrar el misterio que corresponda al día antes de comenzar.

Ahora, se comienza con la señal de la cruz: “por la señal de la santa cruz, de nuestros enemigos, líbranos señor, dios nuestro. En el nombre del padre del hijo y del espíritu santo, amén.

Seguidamente se reza el acto de contrición:

Jesús mi señor y redentor yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón porque con ello ofendí a un dios tan bueno

Propongo firmemente no volver a pecar y confió en que por tu infinita misericordia me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna, amén.

Señor mío, Jesucristo.

Jesús mío, Jesucristo, dios y hombre verdadero, creador y redentor mío: por su tú quien eres, y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa en el alma haberte ofendido; propongo no volver a pecar. Amén“.

El Rosario trae varias cuentas para guiarse, la cuenta que es más grande es la que tomaremos para el Padre Nuestro, luego de esa cuenta grande siguen diez pequeñas esas son para las diez Avemaría.

Toma la cuenta grande y reza el primer Padre Nuestro.

Padre nuestro que estás en el cielo santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase señor tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal, amén.

Luego por cada avemaría toma una cuenta pequeña, recuerda que son diez.

Dios te salve María, llena eres de gracia, el señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María madre de Dios ruega por nosotros los pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte, amén.

Reza las Diez Avemaría y al final Un Gloria:

Gloria al padre, al hijo y al espíritu santo. Como era en un principio ahora y siempre por los siglos de los siglos, amen”.

Si es por un difunto, sustituye El Gloria por:

Dale señor el descanso eterno, brille para el (ella) la luz perpetua. Descanse en paz, amén.

Termina este ciclo en todo el Rosario.

Luego vienen las Letanías A La Santísima Virgen:

Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

Dios padre celestial (ten piedad de nosotros)

Dios hijo, redentor del mundo (ten piedad de nosotros)

Dios espíritu santo (ten piedad de nosotros)

Santísima trinidad, un solo dios (ten piedad de nosotros)

Santa María (ruega por nosotros) — de aquí en adelante se repite la frase ruega por nosotros en cada una.

Santa madre de dios.

Santa virgen de las vírgenes.

Madre de Cristo.

Madre de la divina gracia.

Madre purísima.

Madre castísima.

Madre sin mancha.

Madre que has permanecido virgen.

Madre inmaculada.

Madre amable.

Madre admirable.

Madre del buen consejo.

Madre del creador.

Madre del salvador.

Virgen prudentísima.

Virgen digna de veneración.

Virgen digna de alabanzas.

Virgen poderosa.

Virgen cruentísima.

Virgen fiel.

Espejo de santidad cristiana.

Trono de sabiduría.

Causa de nuestra alegría.

Morada del espíritu santo.

Morada llena de gloria.

Morada del todo consagrado a dios.

Rosa mística.

Torre de David.

Torre de marfil.

Casa de oro.

Arca de la nueva alianza.

Puerta del cielo.

Estrella matutina.

Salud de los enfermos.

Refugio de los pecadores.

Consuelo de los afligidos.

Amparo de los cristianos.

Reina de los Ángeles.

Reina de los patriarcas.

Reina de los profetas.

Reina de los apóstoles.

Reina de los mártires.

Reina de los confesores.

Reina de todos los sanos.

Reina concebida sin mancha del pecado original.

Reina elevada al cielo.

Reina del santísimo rosario.

Reina de la paz.

Cordero de dios, que quitas los pecados del mundo (perdónanos, señor).

Cordero de dios que quitas los pecados del mundo (escúchanos, señor).

Cordero de dios de dios que quitas el pecado los pecados del mundo (ten piedad de nosotros).

Ruega por nosotros santa madre de dios para que seamos dignos de las promesas de nuestro señor Jesucristo.

Luego de las letanías reza una salve. Así:

Rezar El Rosario2

Dios te salve reina y madre de misericordia, vida dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve a ti llamamos los desterrados hijos de Eva, y a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Era, pues, señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce virgen María! Ruega por nosotros, santa madre de dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro señor Jesucristo, amen“.

Se finaliza rezando un padre nuestro, tres avemarías, y otro padre nuestro.

Y se añade:

Virgen purísima y castísima, antes y después del parto, hacednos humildes, mansos y castos (en pensamientos, palabras y obras)“.

(Debes repetirlo tres veces)

Oración del rosario para dar gracias

Concede, señor y dios nuestro, a tus siervos, gozar de perpetua salud de alma y cuerpo; y por la gloriosa intercepción de la bienaventurada siempre Virgen María, líbranos de las tristezas presentes y llévanos a gozar de las eternas alegrías.

Por Jesucristo nuestro señor. Amén.

Si tienes alguna duda de cómo rezar el Rosario, no te olvides de dejarnos tu comentario y nosotros procederemos a ayudarte en el proceso.